agosto 29, 2020

Es un diagnóstico asociado con un conjunto de síntomas que afectan la nariz. Estos síntomas se presentan cuando se inhala algo a lo que es alérgico, como polvo, caspa o polen. Los síntomas también pueden ocurrir cuando consume alimentos a los que es alérgico.

Los síntomas que ocurren poco después de estar en contacto con la sustancia alergénica pueden ser: Picazón en la nariz, la boca, los ojos, la garganta, la piel o en cualquier área, problemas con el olfato, estornudos u ojos llorosos.

Los síntomas que se pueden desarrollar posteriormente abarcan: Nariz tapada, tos, oídos tapados, disminución del sentido del olfato, dolor de garganta, círculos oscuros debajo de los ojos, hinchazón debajo de los ojos, fatiga, irritabilidad, dolor de cabeza. Tratamiento: evitar el elemento alérgeno y toma de antihistamínicos con la indicación médica.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.